• Pº Chopera, 35-37 28100 Alcobendas

¿Qué importancia tiene la alimentación en las edades tempranas?

15 octubre, 2021

¿Sabes cuáles son los beneficios que les aporta una buena alimentación a los niños en edades tempranas? ¿Qué alimentos son importantes en la infancia?

Para los niños es importante establecer adecuados hábitos alimenticios desde su más tierna infancia, si es así al crecer será muy difícil cambiarlos.

Con los hábitos correctos y un estilo de vida saludable se contribuye a la salud integral y mejora su rendimiento físico e intelectual.

Esto es importante ya que el organismo de un niño se encuentra en formación y en constante crecimiento, por lo cual será fortalecido con un adecuado régimen nutricional.

Además, una adecuada nutrición es fundamental para mejorar el sistema inmunológico y mantener alejadas las enfermedades infantiles que pueden afectar su buen desarrollo.

Una deficiente nutrición puede afectar el aprendizaje y el desarrollo cognitivo, además del rendimiento escolar y el rendimiento general.

Una de las mejores claves para que nuestros niños adquieran buenos hábitos alimenticios, es que entiendan la importancia de la alimentación es motivarlos a consumir todo tipo de comidas saludables por medio de actividades entretenidas.

Los expertos señalan que mientras más temprano comience el niño a beneficiarse de los programas de nutrición mejor será su desarrollo físico y conductual

Beneficios que brinda una alimentación saludable

Una nutrición adecuada fortalece al organismo para un adecuado crecimiento, desarrollo y desenvolvimiento social.

A fin de que esta alimentación sea la correcta es necesario ingerir todo tipo de alimentos incluyendo carbohidratos, frutas y vegetales, proteínas, lácteos, grasas y azúcares, para un consumo equilibrado de cada grupo de nutrientes.

Cada grupo de alimentos tiene una función específica dentro del organismo infantil, por ello es importante el consumo de alimentos variados ya mencionados.

Adicionalmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere  que los infantes deben realizar aproximadamente una hora de actividad recreativa como por ejemplo andar en bicicleta, juegos en el parque, natación, baile, danza o deporte, entre otras.

De esta manera se evita el tiempo de ocio y el sedentarismo que tienen como efecto la obesidad, por lo cual hay que motivarlos a realizar algunas de estas actividades mencionadas.