• Pº Chopera, 35-37 28100 Alcobendas

El Deporte en edades tempranas

7 junio, 2021

Los beneficios del deporte desde temprana edad favorece el crecimiento, ya que se estimula la
musculatura y el tejido óseo.

Mediante el deporte los niños son capaces de presar su espontaneidad, conocer, valorarse y
respetarse a sí mismo y a sus compañeros.

De la misma manera, sienta las bases que favorecen la socialización y la formación integral de los
niños y niñas.

Ahora bien, el deporte en edades tempranas, solo debe ser impartido por especialistas, capaces
de adaptar esta actividad a la edad y condición física del infante.

Etapas recomendadas para la práctica del deporte en edades tempranas

Hasta la edad de los 5 años, los ejercicios deben ser dirigidos hacia el desarrollo psicomotor, y de
esta manera van adquiriendo equilibrio y coordinación.

A partir de los 5 años y hasta los 10 años, comenzará el desarrollo de las cualidades elásticas y
fuerza muscular, y de esta manera se podrá introducir poco a poco en el campo deportivo.

Desde los 10 a 14 años, se puede definir una especialidad, ya que se suman habilidades como la
coordinación, destreza y capacidad aeróbica.

A partir de esta edad, es decir los 14 años, es cuando se alcanza la fuerza muscular máxima, siendo
la edad adecuada para el inicio de una especialidad en particular.

Beneficios del Deporte en edades tempranas

  • La práctica del ejercicio favorece el desarrollo físico y mental del infante.
  • Se integra mucho más fácilmente a la sociedad y facilita la adquisición de valores
    fundamentales.
  • Con la ayuda del ejercicio el niño se va a introducir en sociedad, y va a seguir las reglas o
    pautas sociales.
  • Puede superar la timidez, fomentar la necesidad de colaboración, y controlar los impulsos
    excesivos.
  • Se incrementan sus habilidades motoras y la coordinación del movimiento.
  • Favorece el crecimiento de los huesos y músculos.
  • Se corrigen posiblemente algunos defectos físicos.
  • Se crean hábitos.
  • Se desarrolla el gusto por el ejercicio.
  • Se desarrolla la responsabilidad
  • Se motiva la higiene y la salud.

Por todas estas razones en nuestra escuela infantil, la práctica del deporte en edades tempranas
es una de nuestras estrategias básicas para el desarrollo psicomotor.