• Pº Chopera, 35-37 28100 Alcobendas

Actitud ante las rabietas

22 septiembre, 2022

¿Cómo actúas ante una rabieta de tu hijo? ¿Has perdido la paciencia en esos momentos en que tu hijo sufre una de sus frecuentes rabietas?

¿Qué es una rabieta infantil?

Una rabieta en el niño, expresa una emoción de ira, enojo o frustración consigo mismo, es decir es una demostración de lo que se siente.

La frustración viene de no conseguir armar algo, o que los adultos no entienden lo que ellos dicen. 

En ocasiones la rabieta se presenta en forma explícita con rabia o con ira y suele presentarse ante algo que solo el niño entiende.

Los niños suelen descubrir el poder de la rabieta apropiadamente a los dos años comprobando que su actitud perturba a los mayores por lo cual prueban su utilidad, representando un medio para conseguir un fin.

Pues bien, es posible que no haya sido fácil actuar ante una tremenda rabieta de tu hijo, sobre todo si es en público, y en muchas ocasiones ha sido difícil armarnos de paciencia como padres.

Ante esta circunstancia, no es fácil saber qué actitud tomar ante las rabietas de nuestros hijos, pero aquí podemos darte algunas orientaciones.

Causa de las rabietas

Las causas de una rabieta pueden ser:

Una necesidad insatisfecha, que no se puede satisfacer al momento, como hambre o sueño.

Información insuficiente o equivocada sobre la situación que presenta.

Necesidad de liberar tensiones, miedo o frustración.

Percepción de la oportunidad de mostrar una rabieta.

Manera de expresar un enfado o disgusto por cualquier cosa que no tenga que ver con la situación actual.

Orientaciones ante la actitud de rabieta de nuestros hijos

Tono de voz

  • Respira profundamente
  • Cuenta hasta diez.
  • Con anterioridad toma una decisión sobre lo que puedes hacer.
  • Es prudente utilizar un tono de voz firme, suave y sereno.
  • Utilizar la menor cantidad de palabras posibles.
  • Emitir un mensaje claro y corto es mucho más eficaz.

Coherencia

  • ¡Cuidado con lo que le dices!
  • Lo que digas debes cumplirlo
  • No puede existir contradicción entre los padres, o adultos, debe existir un consenso.
  • Entre los padres o adultos aclara antes la posible diferencia de opinión.
  • No se puede ceder ante el capricho del niño, para evitar el llanto o rabieta.

Mantener un frente unido

La coherencia entre los adultos tiene como efecto que el niño responda de manera más positivas y el niño percibe un mismo nivel de autoridad-

Marca los límites

  • Respira profundo.
  • Hay que establecer los límites con anticipación en forma clara, concreta y firme.
  • En el momento de la rabieta, hay que dejarlo expresar su frustración, por supuesto sin dejar que se autolesione.
  • Si existe la posibilidad de que esto último ocurra, sujétalo fuertemente y abrázale hasta que se calme.

Cambia la forma de dirigirte al niño

  • Canaliza su rabieta distrayéndose con algo repentino, tal como un ruido o una distracción.
  • Procura no atosigarlo.
  • No los sermonees.
  • No lo amenaces.
  • No permita que te golpee.
  • Míralo a los ojos con afecto y solo háblale cuando veas que está dispuesto a escuchar.
  • Cuando le hables, cambia la forma de dirigirte a él, ¿te ayudo? ¡Entiendo que estés enfadado! ¡Cuando quieras vienes, estoy aquí!